DIME CÓMO TE SIENTES Y TE DIRÉ EN QUÉ FRECUENCIA ESTÁS

La manera en que te sientes es la medida de tus posibilidades.

La forma en que te sientas en cada momento, indica la frecuencia vibratoria bajo la que está operando tu mente.

Ten en cuanta que la mente, como todo en la vida, opera por ciclos y en frecuencias determinadas. La vida que se despliega a nuestro alrededor sólo puede corresponder a la frecuencia en la que estemos situados.

Las emociones son nuestro baremo personal. Son la medida en que nuestro cerebro codifica y nos hace saber en qué ancho de banda estamos situados. Las emociones son sólo eso: Un indicador. Un indicador que variará tan pronto como, a través de un ejercicio consciente, determinemos cambiar y salir de dicha frecuencia si no es beneficiosa.

Nuestras emociones tienen sólo ese fin. No es algo de lo que debamos ser esclavos. Es tan sólo un indicativo para que optemos por continuar bajo su influencia (si son benignas, nos convienen y nos hacen sentir bien) o para que salgamos rápidamente de dicha frecuencia si es destructiva para nosotros.

Desde este conocimiento comprenderás LA IMPORTANCIA DE SENTIRSE BIEN EL MAYOR TIEMPO POSIBLE. No es un falso positivismo el que defiendo. Es la utilización de la que quizá pueda ser la más afinada herramienta que tengamos a nuestra disposición para cambiar, mejorar y modular nuestra vida en todos los aspectos.

Ten en cuenta varios principios importantes que tanto la Ley de la Atracción, como su superior la Ley de Vibración, siguen:

1º.- Tu mente opera siempre y únicamente dentro de la frecuencia en la que estés anclado.

2º.- Las emociones son el indicador de dicha frecuencia. Son la herramienta de medición instalada en tu mente (y se siente en todo tu cuerpo) que te indica en qué ancho de banda energético estás situado.

3º.- No podrás tener pensamientos de una calidad superior al ancho de banda o frecuencia en la que te encuentres. O, dicho de otra forma, tu mente generará pensamientos directamente proporcionales a la calidad de la emoción general que estés sintiendo.

4º.- Antes de pretender operar con la Ley de la Atracción, tienes que situarte en una frecuencia de vibración lo más alta posible. Es decir, genera primero el cambio emocional que te saque de una vibración baja para, a partir de ahí, comenzar a construir conscientemente pensamientos de calidad.

5º.- La calidad de tus pensamientos está siempre ligada a cómo te sientas. Varía primero cómo te sientes para después comprobar que tu mente puede generar pensamientos mejores, perspectivas mejores y soluciones donde antes sólo encontraba estancamiento y problemas.

6º.- Para cambiar de frecuencia NO LUCHES POR SENTIRTE BIEN. Eso es imposible. Basta con que dejes de pensar en la forma en que venías haciéndolo y que correspondía con la frecuencia destructiva de la que quieras salir.

7º.- Por eso todos sabemos que “al día siguiente todo se verá mejor…” o que “hay que descansar, no avanzamos”. Estas son expresiones que indican que la mente ha de salir de la frecuencia en la que se encuentra para poder comenzar a operar de forma distinta. BASTA CON DESCANSAR. ABANDONAR LOS PENSAMIENTOS QUE NOS ESTÁN MINANDO LA ENERGÍA Y NOS ESTÁN GENERANDO MALESTAR. 

8º.- Una vez que la mente está en reposo, podemos comenzar a construir. No trates de pasar de una escala inferior a una muy superior. Ya sabrás que eso es tremendamente complicado cuando no imposible. Es mucho más práctico y beneficioso sencillamente PARAR. Sólo con dejar de sufrir pensamientos y emociones destructivas, ya estás dando un paso importantísimo en manejo consciente de la Ley de Atracción. 

9º.- Con la mente ya calmada y sin emociones destructivas o de baja calidad, puedes comenzar (y ahora tu mente sí estará lista para colaborar) a crear imágenes mentales de gran calidad. Podrás comenzar a generar los pensamientos y las nuevas emociones (nueva frecuencia mental) que darán lugar a lo que muchos llaman “atracción” y que no es más que CREACIÓN CONSCIENTE de tu vida y circunstancias.

RECUERDA QUE NO ERES LIBRE SI ESTÁS ESCLAVIZADO POR EMOCIONES DESTRUCTIVAS O MALESTAR GENERAL. ¿Cómo pretendes ejercer un poder consciente y libre de creación de tu vida mientras te encuentres esclavizado por emociones dañinas, de bajo nivel o destructivas?. No es la Ley de la Atracción lo que no funciona. En realidad está funcionando a la perfección: Te está dando exactamente lo que corresponde a tu vibración (porque la Ley de la Atracción está siempre supeditada a la Ley Superior de la Vibración, recuérdalo). Eres tú el que pretende generar una realidad QUE NO SE CORRESPONDE CON LA FRECUENCIA EN LA QUE TE ENCUENTRAS. 

Sal primero de la frecuencia destructiva para después comenzar a operar conscientemente en la creación de tu vida mediante al Ley de la Atracción.

HAZ TODO LO QUE PUEDAS POR SALIR DE UNA FRECUENCIA DE VIBRACIÓN BAJA.

TIENES QUE CORRER DE AHÍ COMO SI SE TRATAR DEL MAYOR DE LOS PELIGROS. DE HECHO LO ES… PORQUE LA FRECUENCIA EN LA QUE TE ENCUENTRES DETERMINA TU REALIDAD, TU EXPERIENCIA DE VIDA… ¡LO DETERMINA TODO!. SAL DE AHÍ… TIENES QUE CORRER…

Sólo tienes un peligro en tu vida. Sólo un enemigo: LAS FRECUENCIAS NEGATIVAS Y DESTRUCTIVAS (indicadas por tus emociones, por cómo te sientes). Sal de ahí y descubrirás que, en esta vida, no hay otro mal contra el que luchar, ni enemigo exterior que vencer, ni enfermedad que curar desde fuera.

Una vez te encuentres en “zona segura emocional” podemos comenzar a crear. La Ley de la Atracción habrá dejado de crear en base a nuestra anterior frecuencia negativa y ahora puede ser operada conscientemente desde una frecuencia superior. De hecho, descubrirás en posteriores entradas de esta web, que cuando te sitúas en la Vibración adecuada, ni siquiera tienes que visualizar fuertemente para crear.

Por eso las personas que de manera habitual se siente bien, son positivas y viven la mayor parte del tiempo en franjas elevadas de energía emocional NI SIQUIERA TIENEN QUE USAR LA LEY DE LA ATRACCIÓN PARA QUE SUS VIDAS FUNCIONEN DE MANERA ÓPTIMA. Es algo natural en ellas y NO ES NINGÚN SECRETO… Siempre que nos encontremos en las Vibraciones beneficiosas, la vida y nuestra experiencia externa REFLEJARÁN JUSTAMENTE LO QUE CORRESPONDE A NUESTRA VIBRACIÓN. No habrá necesidad siquiera de hacer esfuerzos conscientes “de atracción”. No habrá nada que atraer porque TODO SE ENCUENTRA YA EN LA FRANJA DE VIBRACIÓN EN LA QUE ESTAMOS VIVIENDO.

ASÍ SEA ESA CALIDAD EMOCIONAL O DE VIBRACIÓN, ASÍ SERÁ EL RESTO DE LA VIDA QUE TE RODEA.

Pero no nos adelantemos… Esa técnica y esos conocimientos llegarán un poco más adelante.